TODAS LAS ESPECIALIDADES

Libérate de tus Patrones

Escrito por Marcela Borgoño  - 4 de julio de 2019

Los seres humanos somos máquinas de la repetición, básicamente este sistema es la forma más elemental para obtener nuestro aprendizajes, Sin embargo este sistema de procesamiento de la información también comparte un enlace con nuestro sistema de automatismos inconscientes. En este sentido hay muchas situaciones que las hacemos de forma repetitiva y automática, siempre estamos repitiendo imágenes-estereotipos- diálogos internos- creencias familiares- y patrones de comportamiento, a todas estas formas repetitivas se les denomina condicionamientos.

Desde nuestra infancia se nos ha implantado a través del lenguaje verbal y no verbal, formas de entender la realidad (Ajuste adaptativo), desde pequeños nos enseñan sobre lo bueno y lo malo, sobre lo permitido y sancionado.


En términos macro estas órdenes son designadas por nuestra cultura, pero a su vez somos participantes de pequeñas culturas locales donde la familia se encuentra inmersa.  En este espacio representativo “la familia” es la encargada de implantar nuestras memorias condicionamientos que prontamente serán nuestros lentes de donde observamos la realidad, la realidad que observemos se verá tiznada por nuestras experiencias de aprendizaje que nos IDENTIFICA como un ente separado, cuando comienza ese proceso de desarrollo del YO, “creencia que estamos separados del resto”- La mente consciente busca experimentar a través del principio de separación creando una estructura El EGO, una identidad determinada por los condicionamientos sociales, culturales, locales y familiares. 

Con esta primera verdad que surge de una realidad física el EGO identidad.  Nos encontramos ante una dolorosa experiencia, en la cual comenzamos este viaje sabiendo y sintiendo esta descarnada de verdad, “estamos solos y separados de la unidad”. En términos metafísicos esta primera verdad material nos enfrenta a ese principio de separación  estamos separados de DIOS, no hablo de ese Dios dogmatizado o religioso. Sino del  principio de creación y unidad.

Cuando experimentamos esa sensación impresión, nos conectamos con el dolor del alma. Cuando nuestra identidad ha sido implantada bajo el principio de separación la mente entra en una realidad dolorosa de acceder donde el cuerpo físico con su fragilidad es una experiencia potente conectadada entre la vida y la muerte, esta experiencia de amenaza permanente producto de nuestra fragilidad física, lleva a nuestras mentes a construir mundos que divagan en el dolor, en la especulación del dolor, en cómo hacer frente a una realidad que es amenazante, en esta dinámica se moviliza la estructura de la familia y su mayor objetivo es la protección del clan.


Sin embargo una mente que divaga desde la inseguridad y el Miedo colectivo, se ha distorsionado perdiendo su capacidad de ser un guía orientador hacia el tránsito de la luz, La metáfora de la luz es transcender la ilusión y conocer la verdad de nuestros estados físicos y su conexión UNIDAD, con otros aspectos intangibles, metafísicos, espirituales.

Nuestra identidad dependerá del  grado de evolución, cuando hablo de evolución hablo de su nivel de consciencia, Si tu EGO fue creado para experimentar una transición evolutiva, el desarrollo  de una estructura primitiva que va en busca de crecimiento, pero básicamente este crecimiento está relacionado con entender este primer principio ilusorio que es la separación. En este sentido como aprendizaje el transito estaría en llevarnos a la experiencia de Unidad, transitar de la oscuridad a la luz, significa que cada ser humano comience a reconocer esos caminos que nos conectan con el desarrollo de habilidades, como la aceptación, la empatía, el amor  incondicional, compasión, la integridad interna entre otras, nuestra evolución depende del desarrollo de estas habilidades, dotar a nuestros EGOS, de nuevas experiencias que nos inviten a reconciliarnos con ese aspecto de víctimas, creando nuevas estructuras neuronales que nos permitan sentir nuestro poder personal.

Para conectar con nuestro poder personal como unidad, debemos comenzar este viaje que significa aprender a desprogramar estos condicionamientos limitantes, creencias erróneas de la realidad, a darnos la oportunidad de terminar con esa frase “ES QUE YO SOY ASI” esta creencia en algún nivel solo nos paraliza, nos determina. En un estado de consciencia expansiva esa determinante es solo eso una creencia paralizante.

Cuando comenzamos a recuperar nuestro poder personal nos comenzamos a conectar con la figura del observador el cual será una visión de nuestro comportamiento sin juicios, simplemente cautivado por la observación, esta imagen mental nos ayudara a encontrarnos en esas formas de pensar limitantes, sin embargo para que esto ocurra debemos ser capaces de observar sin juicio, entendiendo que en un primer momento lo haremos bajo una estructura muy antigua, EGO.

Por tanto el primer paso es aplicar una habilidad la compasión con usd mismo, al ser compasivo podrá observar estructuras del ego disfuncionales como es la dinámica punitiva y del castigo interno, muchas veces no somos conscientes de estas dinámicas ya que la violencia es validada. Cuando hablo de castigo interior por ejemplo nos referimos a esos diálogos internos incesantes en búsqueda de la perfección, donde la imagen de juez interno evaluara sus acciones permanentes dictando una sentencia frente al error. 

Busque su verdad esencial, sea compasivo y consciente de su propio ser, aprenda a trasformar su dolor en aprendizajes.

Marcela Borgoño
Psicóloga y Coach.

E-mail: [email protected]
Móvil +56946410125

 

T

Volver
comments powered by Disqus