TODAS LAS ESPECIALIDADES

Rompiendo 7 mitos sobre la meditación

La meditación es una excelente manera de reducir el estrés, mejorar la función mental y sanar tu cuerpo. Hay dos tipos de meditación fundamentalmente, que difieren en su fin. En uno la atención se focaliza en una palabra, cántico, o movimiento. En el otro tipo de meditación el objetivo es despejar la mente, soltando los pensamientos.

Muchas personas pasan por alto los beneficios de la meditación debido a conceptos erróneos sobre ella. Echemos un vistazo a algunos de estos conceptos falsos y aclaremos las cosas.

1. La meditación requiere mucho tiempo

Uno de los mitos más comunes sobre la meditación es que requiere mucho tiempo. Esta creencia es simplemente falsa. La meditación puede tomar tan solo 5 minutos al día. Mejor aún, incluso puedes meditar durante tus tareas normales, como caminar al trabajo o esperar en la fila.

De hecho, el ejercicio de respiración de Mindfulness puede durar 2 minutos, y es una excelente manera de calmar la ansiedad rápidamente, desconectando la dominancia del sistema nervioso simpático y conectar la dominancia del parasimpático.

Caminar en fila es una forma de meditación de los monjes tibetanos.

Una de las funciones de la meditación es guiar la atención conscientemente, y eso se logra de muchas maneras.

2. La meditación es una práctica religiosa

Otro error común sobre la meditación es que es una práctica religiosa oriental. Cabe señalar, que todas las religiones cuentan con prácticas meditativas, por ejemplo, el rosario, o en algunas aldeas chilenas el así llamado baile de los chinos. El ritmo prestado por los orbes del rosario al rezar, o por los pasos acentuados con el golpe con los palos en el baile son una ayuda a concentrarse.

 Aunque el origen de la meditación se encuentra en el pensamiento religioso antiguo, innumerables personas han utilizado la meditación con fines de salud desde el siglo XVIII. La razón de esto es que la meditación tiene numerosos beneficios para la salud que no están conectados con la religiosidad o el espiritualismo.

3. La meditación debe practicarse en silencio

La meditación a menudo se describe como una tarea completamente silenciosa, pero eso es solo una parte de la verdad. Si bien es cierto que la meditación se puede practicar en silencio, también se puede meditar con sonidos y música, demostrando que este mito es falso.

Las tecnologías de entrenamiento cerebral usan música, sonidos rítmicos de la naturaleza, y ciertos ruidos para producir las ondas cerebrales equivalentes a las que se producen en personas entrenadas en prácticas de meditación. ¡Funciona!

4. Tienes que sentarte a meditar

Mucha gente también asume que tienes que sentarte a meditar. Por el contrario, la meditación puede implicar una serie de movimientos o posturas. El yoga y el tai chi son dos ejemplos principales de meditación que incorporan el movimiento a la práctica.

Estar en posición de loto puede ser un gran ejercicio, pero no es requisito obligatorio de la meditación. Puede funcionar bien en el clima calurosa de la India, pero en otros climas hasta puede ser peligroso para los tendones.

5. No tienes permitido pensar mientras meditas

Otro concepto erróneo sobre la meditación es que no se le permite pensar durante la práctica. Esto no podría estar más alejado de la verdad. En una de las meditaciones ya mencionadas, debes observar tus pensamientos y dejarlos ir suavemente. El objetivo no es eliminar completamente sus pensamientos (además, esto es casi imposible).

6. Experimentarás los beneficios de la meditación desde el primer día

La meditación tiene muchos beneficios y muchas personas esperan ver los resultados después de la primera práctica. Aunque la meditación puede calmarte de inmediato, no experimentarás los efectos a largo plazo de la meditación a menos que la practiques de manera constante. Sé paciente.

7. Tienes que ser bueno meditando para experimentar sus beneficios.

Finalmente, muchas personas piensan que tienen que ser buenas meditando antes de beneficiarse de ella. Esto no es verdad. La meditación es un viaje, no un destino. Por lo tanto, nunca se vuelve "bueno" meditando; simplemente mejora de lo que era antes.


Autora:  Ida Kiss

 

Ida Kiss es una psicóloga clínica, científica, y mind-body terapeuta húngara, que vive hace 15 años en Viña del Mar. Su técnica preferida es el EFT-Tapping, porque está convencida, que una psicoterapia sin involucrar la fisiología no es completa. Desde que está en Chile, ha impartido cursos y talleres de EFT en varias universidades nacionales, además, en la Universidad Católica del Perú, y en la Universidad Anhembi Morumbi de Sao Paolo, Brasil.

Ha trabajado mucho con personas que sufrieron de pánico escénico, miedo a hablar en público, ataques de pánico, y más. Ida está convencida, de que en el fondo de la mayoría de los problemas psicológicos y de muchas enfermedades se puede encontrar algunos traumas no resueltos. El EFT-Tapping es una técnica excepcionalmente eficiente para llegar rápido a la causa de los síntomas, sin re-traumatizar a la persona.

Ida trabajaba con grupos de profesores en 2010 en Talca, después del terremoto, enseñándoles la aplicación de EFT en el aula. En 2014 estaba en Tarapacá días después del doble terremoto, e impartió voluntariamente talleres en Iquique y Alto Hospicio. Le invitaron a trabajar desde jardines infantiles hasta una Compañía de Bomberos, total 25 lugares, para ayudar terminar con el trauma que provocaron los movimientos telúricos.

Se puede conocer más sobre su trabajo y contactarse con ella a través de su sitio web: https://www.idakiss.com o a su correo: terapiaonline.idakiss@gmail.com

Volver