TODAS LAS ESPECIALIDADES

Amor a si mismo

Amor a si mismoPara llegar a conectar con el Verdadero Amor, ese que nos dio vida, primero que todo tienes que amarte a ti mismo. Esta es una de las más hermosas paradojas de la vida, y que consiste en que para llegar a Amar profundamente toda la existencia y sus criaturas, primero que todo se hace necesario soltar la atención de ello para centrarte en ti mismo. Amarte, amarte, amarte, amarte sin condiciones, sin juicios, sin culpas y sin miedo, porque eso abrirá las puertas para que percibas y sientas el mundo sin ninguna condición, sin juicios, sin culpas y sin miedo…, sin miedo incluso a ser amado por otro ser humano como tú.
 
Todo parte por casa, como dicen por ahí…! Entonces contáctate con ese Amor que eres capaz de sentir por ti mismo, por tu cuerpo, por tus manos, por tus ojos que te hablan de Dios porque eres un reflejo de él, por tu pelo, por tus pies que tocan la tierra…, y acaríciate, bésate y acéptate. Ama toda esa forma que te rodea, ama al sol y a la luna, ama las nubes que nublan tu día, ama la lluvia que moja tu calle, ama la calle por donde pasan los autos, ama los autos, los perros, al gato que no te deja dormir, ama tu mente y todos tus pensamientos…, ¿y cómo se hace esto? Estando en paz y en Amor contigo mismo, en contacto contigo mismo; ese estado te conectará con tu divinidad y lo sagrado en ti, dejando de intentar volar fuera de tu cuerpo para alcanzar la paz. Recuerda que nuestra vida es en la Tierra y, en ella, así como en la experiencia humana, está todo lo necesario para ser plenos. Esta es nuestra casa, disfrutándola y amándola ya estaremos de regreso en el Hogar Original. En definitiva es el recuerdo. Es el recuerdo de lo que en Verdad ERES, y que todo lo que quisimos vivir acá en este plano material refleja, sin excepciones, ese origen amoroso y sagrado.
 
Así entenderás que no hay bueno ni malo, ni alto ni bajo, sino sólo la experiencia y el juego energético que la vida nos permite vivir. Y entenderás profundamente que no hay nada malo o que necesites sanar en tu interior, y que sólo debes aceptarte tal cual eres…, porque en Dios no hay maldad ni defectos y tú eres Dios. 
Siéntete, ámate y acéptate!!! 
Si buscas la perfección es necesario que sepas que ese estado se logra aceptando tus propias dificultades y aparentes defectos; así dejarán de serlo y serás perfecto. Es simple ¿o no? 
 
De esta manera vuélcate al mundo, y verás otro escenario de juego y acción, porque tú mismo estarás actuando en él desde la pasión sin límites y sin miedos que habrás logrado en tu interior…, espacio que por ahora seguiremos llamando así separándolo de lo externo, pero también comprenderás y principalmente sentirás, que no hay separación entre ellos; interior y exterior son sólo UNA instancia de experiencia. Esa es tu Verdad; esa es nuestra Verdad, la que brota de nuestro corazón, uno despejado, un corazón amado por su Creador, por uno mismo.
El Amor es entonces, CONTACTO. Eso te elevará por sobre el drama y la dependencia de los consensos y te instalará, aquí mismo en la Tierra, en una realidad de felicidad, paz, armonía y sin gravedad ni peso. Una realidad donde tu propio contacto te conectará con los demás. Podrás sentir a los otros en Verdad, podrás compartirte, podrás tocar a otro fundiéndote con él porque ya conocerás lo que es tocarte a ti mismo con Amor. Ese contacto te instalará en una realidad en que ya no busques la felicidad en otra persona, porque estarás cubierto de tu propio Amor. Sí te compartirás con otro u otra, pero en la libertad de saberte y sentirte autónomo; será un encuentro de individualidades libres de dependencias, fundiéndose para ser parte del Todo. Ya no estarás en el juego de creer que amas a otro cuando en verdad estás buscando que te amen, porque todavía tú no has recordado la forma de cubrirte de amor por ti solo. Amarte a sí mismo no es egoísmo, todo lo contrario, es llenarte de amor para amar al mundo en plenitud, con fuerza y pasión, sin necesidad de que te sea devuelto nada.
 
* * *
El Amor que es nuestro origen, ese que a veces tanto añoramos, no se encuentra fuera de la materialidad, no se encuentra necesariamente en los prados fuera de la ciudad, no se encuentra necesariamente en los ángeles y guías que siempre nos acompañan, sino que se encuentra en Todo lo que te rodea hoy mismo y en tu interior. 
Detente, RESPIRA tranquilamente e irás encontrándolo en tu realidad cotidiana. 
Créeme, te sonreirás con tanta ternura por haber creído que el Amor estaba en cualquier otra parte, menos en ti y en tu día a día.
 
Y si no te resulta, si te es pesado o muy difícil conquistar ese AUTO-AMOR, ese contacto contigo mismo para llegar a alcanzarlo con todo lo que te rodea, está bien…¡Amate en esa dificultad, porque ese eres tú! 
Acéptate en esa dificultad porque nadie tiene un viaje igual que el de otro Ser viviendo en la Tierra. Tú eres único, y ya encontrarás la forma de amarte y amar, que de seguro no será una forma rígida, estructurada ni aprendida, sino que partirá necesariamente del contacto en Amor que vayas alcanzando contigo mismo…, y esos pasos sólo tú sabes darlos. 
Así irás alcanzando la Auto-Maestría, recordando que todas las respuestas están en ti mismo, cuando te dejes de juzgar y criticar. Solas llegarán.
 
Eres valiente, querido, si no, no estarías compartiendo la vida terrenal con todos nosotros…, recuérdalo! Y recuerda principalmente que no hay técnicas ni estrategias para llegar a Amarte, porque sólo basta con quererlo así y respirar conscientemente para sentirte y así amarte, amarte incluso si no puedes respirar profundamente…, o no quieres, no importa, está bien. 
Es decir, quítate el peso de tener que hacer algo específico, sólo ámate y todo estará hecho
 
Por Roberto Cabrera Olea
Volver
comments powered by Disqus