TODAS LAS ESPECIALIDADES

Sanación de ADN y alineación de Chakras

Ubicación: Región Metropolitana/LA REINA

Dirección:

Sub-Categoría: Sanación de ADN


Contactar a: Ernesto Campos

Sanar tu ADN consiste en 'volver a casa', en conectar el ADN espiritual y el ADN terrenal, que ahora mismo están separados uno del otro. De esa manera, reestableces el equilibrio perdido entre tu lado espiritual, tu Yo Perfecto, y el Ego Terrenal.



Cuando eso ocurre, puedes abandonar patrones destructivos basados en el miedo y el odio que han servido durante milenios para sobrevivir y dominar, pero ahora han caducado como métodos de comportamiento de la raza humana, y ya no es necesario hacer ninguna de las dos cosas en el mundo en que vivimos.


Dentro de nosotros existe un ser perfecto que guarda la memoria de la perfección, es sólo cuestión de saber acceder a ella para sanar a todos los niveles, tanto físico como espiritual. Ese ser perfecto es nuestro núcleo, el origen de quién somos.


Nuestro comportamiento está constantemente influenciado no solamente por quienes somos como personas, sino que también con nuestra herencia genética. Llevamos con nosotros el 'bagaje herencial' de nuestras vidas, transmitido por nuestros padres y por nuestro entorno socio-cultural.


Nos comportamos como seres humanos, y a veces ese comportamiento está muy alejado de ese ser perfecto, ese Yo Interior que está muy por encima de ese comportamiento como raza orientada hacia la supervivencia y la supremacía. Un ejemplo es la frase 'es humano', que viene a ser la manera que se usa con frecuencia para exculpar un comportamiento agresivo o de miedo.


En resumen, hay una parte de nuestro ADN orientado hacia la tierra. El ADN que estudian los científicos y que representa la raza humana y su evolución a través de los tiempos. Otra parte está orientada hacia el Universo, el lado espiritual. El ser humano, en su estado puro, represente el perfecto equilibrio entre ambos planos, lo terrenal y lo espiritual.


En una situación de equilibrio, las partes espirituales y terrenales de nuestro ADN están en contacto, la parte espiritual dirige y guía la parte terrenal. De ese modo, somos seres de luz guiando un cuerpo terrenal. Pero hemos perdido ese contacto, y por eso nuestro ADN está enfermo. Nos hemos desconectado de esa parte espiritual de la doble hélice.


En Todo Amor, el concepto de sanación es convertirnos en el punto intermedio entre el cielo y la tierra. Entre el 'TODO' del Universo y el 'AMOR' de la Tierra. Cuando sanamos nuestro ADN, nos conectamos con la parte espiritual para sanar la parte terrenal, abandonando los patrones heredados del pasado que nos hacen enfermar tanto físicamente como emocionalmente.


 

Volver